Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye.

Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.